domingo, 7 de noviembre de 2010

Diet-ario

Con este nombre bauticé al que sería mi primer libro de ilustración con textos propios. Yo creo que con la introducción del mismo, queda más o menos claro de lo que vá:

"  Es esta obra una fusión entre una oda y un homenaje a aquéllas zonas corporales que, por razones newtonianas, de abandono,  o simplemente por mera quincuagena -la más común-, se van rebelando por su derecho a colonizar una extensión más amplia de tus vastas carnes. Así mismo, y por cuestiones de propensidad, serán los cuerpos vaginosos los que ilustren tales tendencias xenófobas hacia las desdichadas erosiones masacosas que sólo anhelan florecer.
                Estas marginadas de la sociedad corpórea y de la élite cachil son plenamente compatibles con las actividades al aire libre, las ancestrales  artes procreativas, el intercambio lúdico-jocoso verbal de experiencias y las finas técnicas podológicas, todo ello sin tener que guardar la digestión.  Y aún así son torturadas, masacradas, cortadas y operadas. Inocentes víctimas del holocausto botoxtense. 
                Espero con gusto, que disfruten de las delicias estriadas, las lonchas varizadas  y las pechugas colgantes tanto como las modelos que las visten y volver a recordar que la imperfección es precisamente aquello que te hace guapetona. Desde aquí mi humilde llamamiento y,  recuerda, tu lorza, tu variz y tu estría nunca lo harían."

Las imágenes principales son las siguientes:
 Las señoritas de Castellón.
 Reclamo agropecuario.
 Diet-ario awards.
 Post-béneton.
 Rondó 12/6.
 Portada.
 Rockbandmmas.
 Otra ronda, jefe.
 Que me paso el Super Mario.
 La moda no incomoda.
Meriend-hola.

Cuando actualice el pdf albergado en la editorial online lulu, subiré la dirección por si a alguien le ha gustado y se lo quiere comprar. Jú-já.