miércoles, 10 de noviembre de 2010

Hembras en celo

He de dicir que no sólo el macho pasa por el periodo "celil"; a las tías, señoras, mujeres, (señorifílicas, juas juas...), damas, etc..., también nos gusta ver buen producto. Suena, tal vez, más basto y sórdido de lo que realmente es, pero quería ser, cuanto menos, grotesca al referirme a esto. ¿Why?, porque sí, porque es un instinto más  -no sólo vamos a ser maternales, qué te crees...-.
Pasó una vez (y con esto ilustro lo anteriormente dicho), que íbamos una colega y yo, allá por los períodos primaverales, con todo el azahar y esas cosas, así como con el calor sevillano de la época, caminado tal cuales poderosas doncellas dieciochescas -por la edad...que quede claro-. Acompañábanos unos colegas, tan delicados como nacientes capullos de rosa, en nuestra marcha hacia nuestro objetivo (el cual no recuerdo...). Cruzásenos por el trayecto sendos maromos dignos de la completa atención de nuestras hormonas. Nosotras, empavadas por la edad y hormonadas por el velo equinoccial, reaccionábamos tal cual animalillo ambriento observa su jamón. Y fuimos felices (sin comer ná de ná) con observar a esos masculinoides sentirse (seguro que no, sería THC, pero lo apreciábamos así...) como floreros ante nuestras miradas.
Pues eso señores, incentivo visual que se llama. Y es aquí, donde, un día recordando el episodio (y la cara de mi acompañante), se me ocurrió recrear posibles caras femeninas que observan tal y como yo observé un día de primavera a esos cachitos carnosos masculíneos...mmmm...ay omá....
 No era mi intención que recordase a Bree (Marcia Cross en Desperate Housewives. El que lo haya visto se hará con sendos chistes indirectos no intencionados...en fín...) Así podría definirse gráficamente a la echa-piropos maromiles. Un poco basta, pero mona, ¿no crees?.
 Esta es la tipo picona. Los caza al vuelo y luego pica a las demás. Ay pillina...
La pava. Para ella todos son los hombres de su vida...juas juas, qué lástima...