sábado, 6 de noviembre de 2010

Viéjulas

En la entrada anterior ya comenté mi filia señorítica. Una pena, lo sé. En fín. Por eso  mismo voy a dejar lo que debería de haber dejado como título, una de señaras vol. 2. La pecularidad: la sesen-septuagenariedad.
 Modelo vieja hematoma. Tan maruja, que cada manotazo que te dé, podría provocarte una embolia.
 Modelo vieja mesa-camilla. Suelen vivir mucho, pero sus vecinos la suelen dar por muerta como unos quince años antes de su verdadera defunción. Triste realidad.
Modelo vieja progre.No se puede encasillar...es progre y usa gafas de pasta...