jueves, 9 de junio de 2011

Desolación

No te culpo por la aflicción que padeces de tu propio yo; era sólo cuestión de tiempo -y espacio, si me apuras- que llegases a descubrir lo que realmente eres. No te culpo por ser un producto vivo. Y ahora te pregunto ¿soy por eso yo mejor que tú? ¿Soy mejor por crearte, por hacerte? No te culpo en la duda, pero sí, soy mejor...


Porque, además de ser un producto de deshecho, no dejas de ser extremadamente bufónico... ¿lo entiendes ahora?



Dibujos de hace un año que me he encontrado en un mini cuadernito (A6).