lunes, 4 de julio de 2011

Levanta tu gordo culo de negra...

-...de mi asiento...
Le dijo ella a la más gorda de sus rivales con una sonrisa irónico-bufonesca.
-Oh, nena, no lo des por hecho...
Contestó la otra meneando la cabeza tal cual egipcia a ritmo del chasquido de sus dedos.

Y hasta ahí puedo decir. Lo que ya no sé es si se dieron de guantazos o acabaron en un duelo de danza callejera. Yo me lo esperaría todo.