lunes, 22 de octubre de 2012

Naina

   Dentro de todas las obsesiones que tengo y he tenido en la vida, una de ellas ha sido las hadas. Me obsesioné tanto de pequeña que incluso tenía mi "vestido especial" preparado por si por la noche venían a llevarme las hadas al país de las hadas para convertirme en un hada. Como nunca pasó, empecé a coleccionar varitas mágicas. Una por otra.
   Pues el caso es que nunca me había dado por hacer una, y tanteando y pamplineando con el photoshop hoy ha dado la casualidad que el burro ha tocado la flauta y yo he hecho un hada.
   Ahí la dejo.