sábado, 18 de mayo de 2013

María Masoquiesta

"La excitación se revelaba in crescendo en cuanto empezaba a emanar la sangre de su nariz, y sublime en el momento en el que sabor ferroso comenzaba a mezclarse con su saliva y a deleitar sus papilas gustativas. Las palpitaciones de sus labios se volvían involuntarias empapando su más íntimo ropaje".



Detalle:



Nota: El abandono de este espacio se debe últimamente a que igual me consagro como muralista (en este caso, "techista", que me ha dejado el cuello modo PICASSO ON) así como un montón de encargos remunerados. Aunque haya tenido que desplazarme hasta casi la Sierra Norte para ejecutar mi cometido, estoy muy satisfecha y muy contenta (y muy cansada). Tenía que decirlo. :D